Lunes, 13 de Junio de 2005
contacto | noticias | promociones | agenda | encuestas |
 

Noticias | Enfoques
Contrabando de insumos en la Argentina

Hace tres meses los distintos medios nacionales publicaron la noticia sobre el allanamiento de una imprenta local con más de 6 millones de dólares en estampillas y cajas de cartuchos falsos de la empresa Hewlett Packard. No era la noticia de un caso aislado y particular; era la irrupción en el espacio público de algo que sucede con frecuencia. Tanto HP como Epson, Xerox y Lexmark, entre otros, se reúnen semanalmente para discutir sobre las acciones a desarrollar para evitar el contrabando. Canal AR le acerca en esta oportunidad la visión de Lexmark, que está trabajando conjuntamente con INTERPOL, el Poder Judicial de la Nación y la Policía Federal para evitar una práctica que representa una pérdida del 15 % de su mercado

6/10/2005

Existen distintos pasos para discernir si un cartucho es falso o no. "La primera medida para evitar el contrabando es fijarse bien dónde se compran los insumos. Existen mayoristas oficiales y todo lo que esté fuera de ellos es para dudar. El segundo paso -sin llegar a ver el producto- es el precio. Si el cartucho está mucho más barato de lo que cuesta en un mayorista oficial, hay que comenzar a dudar", comentó Claudio Mazzeo, Country Service & Support Manager de Lexmark en diálogo con Canal AR. Desde hace varios años, pero en particular desde la devaluación, el mercado de insumos está sufriendo el embate del contrabando o la falsificación. En esta oportunidad, presentamos la visión de Lexmark, uno de los vendors involucrados en la lucha contra los insumos truchos.

Hay una primera aproximación a los cartuchos analizando el packaging y la calidad de impresión del envoltorio. En este sentido, Mazzeo comenta: "hemos visto casos en donde la impresión aparece fuera de foco; en los cartuchos de inkjet no deberían incluirse leyendas en idioma oriental ya que el packaging está preparado para Latinoamérica".

Otra de las características para comprobar la procedencia de los cartuchos es la bolsita contenedora que debe estar sellada al vacío y pintada de color plateado. Y también hay que prestar atención al sellado. "Si no te entregan el cartucho en el packaging, es muy difícil detectar si es trucho o no", indicó Mazzeo.

- Si quien falsifica los insumos mejora su packaging y la impresión del mismo, ¿cómo detectan los insumos adulterados o contrabandeados?-

- Tenemos un grupo especializado que trabaja fundamentalmente con INTERPOL, el Poder Judicial Argentino y la Policía Científica. Tenemos grupos de investigación en todos los países de Latinoamérica-, indicó el Country Service & Support Manager de Lexmark.

La empresa trabaja con una compañía internacional contratada para realizar el seguimiento de todos los casos. En la actualidad, existen entre 15 y 20 causas abiertas; alrededor de 6 de ellas en perjuicio del Estado. Y en total, se realiza un allanamiento al mes. Cada vendor tiene su propia estrategia y procedimientos para combatir este contrabando informático. "Una vez que la mercadería es entregada y nos llaman para chequear la procedencia de la misma, controlamos a simple vista si el cartucho es apócrifo o no y lo enviamos a la central de Lexmark para que se analice la tinta. Cuando detectamos estos casos y sabemos quién es el que está comercializando esos productos iniciamos juicios, que en la mayoría de los casos son penales. Y lo son porque muchas veces el que termina estafado es el Estado", aseveró Mazzeo.

Rellenados al borde del delito

Existen distintos tipos de cartuchos: están los originales, los alternativos, los rellenados, los remanufacturados y los falsificados. "Hay casos testigos desde hace muchos años pero son aislados y puntuales. Después del desfazaje de 2001 creció mucho el tema del rellenado y el falsificado. Hoy nadie tiene una planta de fabricación de cartuchos y carcasas, entonces, aquellos que falsifican los insumos se apropian de las carcasas a través de distintos procedimientos. Una vez realizado este paso, se encuentran al borde del rellenado o falsificado", aseveró Mario Baltar, gerente de insumos de Lexmark.

Baltar disparó la polémica. Por el momento, la empresa que nació de la mano de la Big Blue no cree que los insumos truchos, apócrifos o falsificados vengan de afuera, es decir que todavía no pueden comprobarlo. "A nivel internacional se hace y molesta pero que haya empresas que tengan la tecnología para fabricar cartuchos es muy poco probable. En una época encontrábamos que se rellenaban en algunos países, pero en este momento no vemos plantas en donde se fabriquen carcasas, al menos con nuestras carcasas. Entonces la cuestión pasa por otro lado", indicó el Gerente de insumos.

El otro lado de la cuestión es interno. Por ahora descartan el contrabando, no involucran a la Aduana y se focalizan en aquellos que pueden traer cartuchos de afuera (probablemente Miami), con facturas legítimas, que venden la mercadería a muy bajo precio o adulterada en algunos de sus procedimientos de comercialización.

Contacto:
info@canal-ar.com.ar

Autor: Sebastián Premici -sebastianp@canal-ar.com.ar